Nosotros Productos Contáctenos
2 septiembre 2019

Accidentes laborales 2.0

Carmen Cobeta
Directora de Responsabilidad Civil
Leer más

El aumento de la imprevisibilidad dificulta a las empresas garantizar la seguridad y el bienestar de uno de sus activos más importantes, sus empleados.

Resumen

La disminución de los accidentes laborales tradicionales durante las últimas décadas es una de las claves del éxito de la sociedad. En la actualidad, los trabajadores tienen muchas menos probabilidades de sufrir un accidente grave o fallecimiento en el trabajo, lo que refleja en gran medida una mejor gestión de los riesgos, la seguridad y la reglamentación. Los índices de accidentes laborales mortales en la UE se redujeron de cuatro incidentes por cada 100.000 trabajadores a uno solamente, desde 1994 hasta 2015.

Sin embargo, muchas empresas se enfrentan a una incertidumbre cada vez mayor en cuanto al bienestar de sus empleados. La automatización, los modelos de negocio cambiantes y otros retos sociales más amplios están teniendo un profundo efecto en el lugar de trabajo. En la actualidad, los empleados tienden a ser más mayores, trabajar a distancia, tener menos seguridad laboral y de sufrir estrés o trastornos musculoesqueléticos.

Los robots soportan la carga

Es probable que la tecnología sea uno de los principales factores que determinen las tendencias de las lesiones laborales en el futuro. Para 2020, se prevé que el número de robots industriales alcance los tres millones, casi el doble del número actual.

Es probable que los robots asuman muchas de las actividades de alto riesgo y tareas manuales repetitivas que actualmente realizan los seres humanos, lo que debería conllevar menos accidentes laborales. Sin embargo, cada vez es más frequente que las personas trabajen simultáneamente con máquinas autónomas en el lugar de trabajo lo que puede ocasionar nuevos riesgos. En 2015, un técnico falleció en un accidente con un robot en una planta de Volkswagen en Alemania, mientras que en 2018 un accidente con un robot de un almacén de Amazon hirió a 24 empleados.

Si bien la tecnología y la automatización han hecho que el lugar de trabajo sea más seguro en relación con los accidentes laborales tradicionales, los empresarios deben ser conscientes de las consecuencias no deseadas que pueden derivarse del progreso tecnológico. Esto requiere un nivel de creatividad mayor al utilizar razonamientos del tipo “qué pasaría si” cuando se trata de la gestión de riesgos.

Una cuarta parte de los directivos encuestados señaló que su empresa no ofrecía ningún tipo de apoyo a la salud mental en el lugar de trabajo. Sin embargo, en los casos en que las empresas habían puesto en marcha programas de apoyo a la salud mental en el lugar de trabajo, el 62% reportaron un aumento de la productividad de los empleados.

Trabajos para el hombre

La tecnología está cambiando la forma de trabajar de las personas y la propia naturaleza del trabajo que se ofrece. A medida que las máquinas hacen más trabajo pesado, los trabajadores se inclinan por funciones que tienen un mayor riesgo de padecer trastornos musculoesqueléticas, como dolor de espalda o de cuello y lesiones por esfuerzos repetitivos.

La mitad de los adultos estadouni-denses tienen un trastorno muscu-loesquelético, que cuesta aprox-imadamente 213 mil millones de dólares cada año en tratamientos y pérdida de salarios, según un informe de United States Bone and Joint Initiative. Según la Agencia Eu-ropea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA, por sus siglas en inglés) los trastornos del cuello y de las extremidades supe-riores relacionados con el trabajo ya representan el 45 % de todas las enfermedades laborales.

Los trastornos musculoesqueléticos también podrían aumentar con el aumento del trabajo a distancia o flexible - se prevé que alrededor de la mitad de los trabajadores del Reino Unido trabajen a distancia en 2020. Los empleados que trabajan a distancia son propensos a sufrir trastornos musculoesqueléticos como lesiones repetitivas de la espalda, debido a las malas condi-ciones de trabajo en sus hogares y al uso de ordenadores portátiles fuera de la oficina.

Salud mental

Los cambios tecnológicos y sociales también pueden agravar los casos de lesiones no corporales como las enfermedades mentales, desde el estrés laboral hasta un sentimiento general de incertidumbre y ansiedad. El índice de experiencia Gallup 2018 reveló que más de una de cada tres personas en todo el mundo había experimentado recientemente preocupación o es-trés, mientras que el número de personas que experi-mentaban ira alcanzó un nuevo récord.

Una investigación reciente de QBE reveló que el 40% de las empresas encuestadas habían experimentado una pérdida de negocio como resultado de que sus empleados continuaran trabajando mientras sufrían problemas de salud mental (el coste de perder negocio o contratos debido a enfermedades mentales de los empleados fue de un promedio de 52.000 £).

Superar el estigma de las enfermedades mentales es uno de los mayores desafíos para los empleadores. Dos tercios de los empleados encuestados por QBE que habían sufrido una enfermedad mental no lo revelaron. La mitad de los empleados encuestados no se habían tomado tiempo libre para recuperarse de una enfermedad mental, a pesar de que

El

62%

de las empresas que fomentan la salud mental en el lugar de trabajo reportaron un aumento de la productividad de los empleados.

 

una abrumadora mayoría (94%) dijo que esto había afectado a su productividad.

Una cuarta parte de los directivos encuestados señaló que su empresa no ofrecía ningún tipo de apoyo a la salud mental en el lugar de trabajo. Sin embargo, en los casos en que las empresas habían puesto en marcha programas de

 

 

apoyo a la salud mental en el lugar de trabajo, el 62% reportaron un aumento de la productividad de los empleados.

Envejecimiento de los trabajadores

Los cambios sociales más amplios son otro factor que influye en la previsibilidad de las reclamaciones por daños personales. Con el aumento de la esperanza de vida y la disminución de las tasas de fecundidad, los trabajadores están envejeciendo. En 2050, una de cada seis personas en el mundo tendrá más de 65 años (16% de la población mundial), frente a una de cada once personas en 2019 (9%). En 2050, una de cada cuatro personas que viven en Europa y Norteamérica podría tener 65 años o más.

En 2050, el

16%

de la población mundial tendrá más de 65 años.

1m+

people in the UK are predicted to have dementia by 2025

Según la Comisión de Salud y Seguridad del Reino Unido, los trabajadores de edad avanzada aportan al lugar de trabajo una amplia gama de conocimientos y experiencia y, en general, tienen menos probabilidades que los trabajadores más jóvenes de sufrir accidentes laborales. Sin embargo, es probable que los accidentes en los que están implicados los traba-jadores de más edad provoquen lesiones más graves, discapaci-dades permanentes o fallecimiento. Los trabajadores mayores tam-bién tienden a experimentar más resbalones, tropiezos y caídas que los trabajadores más jóvenes, y la recuperación después de una lesión puede ser mayor.

A medida que las personas prolon-gan su vida laboral, es posible que los empresarios también tengan que adaptarse a los empleados que sufren ciertos trastornos de salud, como demencia y artritis. Se espera que una cuarta parte de los adultos estadounidenses sufran artritis en 2030, mientras que se prevé que un millón de personas sufrirán demen-cia en el Reino Unido en 2025, lo que supone un aumento con respec-to a los 850.000 actuales.

Enfermedades laborales

El uso más amplio de productos químicos en la sociedad, junto con la innovación en las ciencias de los materiales y las industrias biotecnológicas, es probable que sea otra fuente de incertidumbre en el futuro.

Por ejemplo, los nanomateriales y las partículas ya se están utilizando ampliamente en la ingeniería, la medicina y los productos far-macéuticos, aunque sus implica-ciones para la salud no se conocen bien. Un informe del Consejo de Investigación Médica del Reino Un-ido descubrió que los nanotubos de carbono pueden suponer un riesgo de cáncer similar al del asbesto.

El envejecimiento de la población también tiene un papel importante, al igual que el endurecimiento de la reglamentación sobre la seguridad de los productos y el ordenamiento jurídico. A medida que la población vive más tiempo, es más probable que las enfermedades latentes causen más daño que en el pasado, mientras

que las leyes y los tribunales permiten que los consumidores exijan a las empresas que asuman su responsabilidad o que busquen una compensación.

Bayer se enfrenta a una posible factura de miles de millones de dólares después de que los tribunales de EE.UU. relacionaran el herbicida Roundup con el cáncer, mientras que Johnson & Johnson está luchando contra miles de reclamaciones por mesotelioma relacionadas con sus productos de talco. La industria aeronáutica también se enfrenta a litigios de pilotos y tripulantes de cabina que afirman que la exposición a largo plazo a los humos tóxicos a bordo de los aviones está relacionada con problemas crónicos de salud.

Bienestar y seguridad

Con la concienciación cada vez mayor sobre la salud pública y la necesidad de atraer talento, las organiza-ciones están centrando su atención en el compromiso, el bienestar y la seguridad de los empleados. Los emplea-dos que se sienten satisfechos suelen ser más produc-tivos y predecibles, mientras que la cultura y la ética de una organización son cada vez más importantes para atraer y retener el talento. Según un estudio realizado en 2017, las empresas muy comprometidas registraron una reducción del 41% en el absentismo laboral, un aumento del 17% en la productividad y una reducción del 24% en la rotación de personal.

Una reducción del

41%

en el absentismo laboral

Un aumento del

17%

en la productividad

Los siniestros por accidentes lab-orales más impredecibles también requerirán un enfoque diferente para las aseguradoras, con un mayor énfasis en los servicios de prevención y mitigación de pérdi-das. Por lo general, el seguro de responsabilidad civil patronal solo cubre una pequeña proporción del coste de la baja laboral del empleado. Para contrarrestar esta situación, las aseguradoras ofrecen cada vez más sus propios servicios de asesoramiento en materia de riesgos y se asocian con terceros, actuando como punto de acceso a una gestión innovadora de los riesgos y asesoramiento en pre-vención de pérdidaso, soluciones la tecnología. Por ejemplo, la ropa

o prendas tecnológicas pueden ayudar a controlar y prevenir las lesiones de espalda en sectores de alto riesgo como la asistencia sani-taria, los almacenes, la fabricación, la logística y la venta al por menor.

Visión global

l progreso siempre implicará nuevos riesgos. Desafíos como la automatización, el envejecimiento de la población y los cambios en los hábitos de trabajo están cambiando la dinámica del mundo laboral. Las causas fundamentales de las lesiones y enfermedades laborales también están cambiando, lo que da lugar a que se produzcan siniestros por lesiones más impredecibles. Los empresarios deberán adoptar una visión más global del bienestar de los empleados en el futuro, al tiempo que planifican de forma más creativa los verdaderos riesgos conocidos y desconocidos a los que están expuestos sus negocios.

Más como esto

Inscríbase para recibir los próximos artículos del Unpredictability Series y otros comentarios, informes y percepciones de QBE.

Inscríbase ahora