Skip to main content
Nosotros Productos Contáctenos
De Begoña Hormaeche
Market Management

Según un estudio europeo elaborado por QBE

En España, el 27,8% de los directivos y altos cargos piden más protección en el desarrollo de sus funciones y frente a la responsabilidad derivada de reclamaciones contra ellos.

La media europea respecto a esta petición se sitúa en el 21,8%, siendo España el país europeo con mayor preocupación por encima de Francia, Italia, Alemania y Reino Unido.

Destacan en este mismo sentido las reclamaciones procedentes de los sectores inmobiliario y construcción; energía y servicios; y de contabilidad, banca y finanzas.

 

Madrid, 9 de octubre de 2018 – En un contexto en el que los clientes y consumidores son cada vez más exigentes, la preocupación de los directivos y altos cargos en relación con posibles reclamaciones personales contra ellos también aumenta. En este sentido, QBE Insurance Group, una de las principales aseguradoras y reaseguradoras a nivel internacional, presenta las conclusiones de un estudio que analiza la responsabilidad de directivos y altos cargos, así como los aspectos relacionados con las consecuencias de los procesos de decisión a los que están sometidos diariamente. El estudio ha sido elaborado a partir de una muestra de 2.500 encuestas, respondidas por la alta dirección de compañías de España, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido.

Las conclusiones del estudio muestran que el 27,8% de los directivos y altos cargos desearía que hubiera más protección en relación con los procesos en los que están inmersos, así como en relación con el desarrollo de sus funciones. Dentro de los diferentes sectores, el 28,57% de los directivos del sector inmobiliario y construcción reclaman este tipo de protecciones, por encima del 23% del sector de energía y servicios y del 17,5% del que engloba a la contabilidad, banca y finanzas.

En el ámbito europeo, el 21,8% de los directivos demandan mayor protección ante este tipo de supuestos frente al 27,8% en el caso de los españoles. Francia con un 26,2% e Italia con un 25,2% se sitúan por encima de la media europea mientras que Alemania (15,2%) y Reino Unido (14,6%) se posicionan por debajo del resto de los europeos. En cualquier caso, el estudio muestra que los directivos españoles son los que muestran mayor preocupación ante estas reclamaciones personales.

Fernando Vega, Director de Líneas Financieras de QBE España comenta:
"La labor de la alta dirección requiere cada vez más conocimiento y formación. Igualmente, los retos del entorno social, legal y económico obligan a tener buenos modelos de gobierno corporativo en todas las sociedades".

Para Fernando Vega: "En los últimos años el tipo y el volumen de reclamaciones está siendo mucho mayor y se ha convertido en práctica habitual activar la póliza de D&O para siniestros de tipo laboral, debido a la cobertura de homicidio empresarial y las mayores exigencias por parte de la fiscalía de riesgos laborales".

Finalmente, Vega destaca que "igualmente al haberse ampliado el tipo de personas aseguradas, existe mucho cargo intermedio como responsable en este tipo de reclamaciones, lo cuál hace aumentar su volumen de forma exponencial"